En constante movimiento – Balance del primer café

Hablamos de contradicciones. Y admitimos contradecirnos alguna que otra vez durante las dos horas y media que duró el primer café filosófico en “El fin del mundo”.

El primerito de todos.

El primerito de todos.

“La pregunta no es si tenemos o no contradicciones, pues todos las tenemos más o menos presentes, más o menos molestas. Es imposible negarlas. Y cuando nos ponemos a pensar, se agigantan”. Así introdujo François Musseau el tema del debate.

A continuación, homenajeó a Aristóteles y su “principio de no contradicción” -“una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo-“. Poco después, se lanzó a analizar el desgarro que produce esa lógica a causa del choque entre el ejercicio de la razón (que quiere deshacerse a toda costa de la contradicción) y la necesidad vital (que debe enfrentarse a ellas).

Sin embargo, hay quien ve en esa lucha un motor positivo. «La contradiccion -decía un filósofo francés- estimula el deseo y precipita la acción», recordó el moderador del café. François también quiso citar al escritor Marcel Schwob al apostar por el movimiento y mutación perpetuos: «Todo pensamiento que dura es contradiccion / Toda sinceridad que dura es mentira / Toda justicia que dura es injusticia ».

Argumentos similares y otros totalmente opuestos expresaron los ponentes del primer café filosófico:

– David Arístegui:  bioquímico, informático, sindicalista y socio de la SGAE.

– Rosa Chaves: escritora, investigadora y practicante de artes marciales.

– Julia Alguacil: pensionista y amante de la Historia.

– Fernando Mampérez: profesor de Filosofia y amante de los cafés.

– Maite Cajaraville: artista y especialista en nuevas tecnologías.

– Pedro Pozuelo: jefe de seguridad en un museo y arqueólogo en sus ratos libres.

-José Gonzalez: economista, músico aficionado, ateo epifánico y
adicto a la lectura.

El compinche-filósofo de la sesión, José Luis Ocasar, desmenuzó sus ponencias e impulsó la discusión con el público -unas 45 personas-. Vistas las ganas de debatir de la sala, hemos decidido cambiar las normas  (¡vivan Heráclito y el flujo perpetuo¡) y adelantar la discusión entre los ponentes. Así, tras la pausa, la charla se abrirá de inmediato al público asistente.

Gracias a todos los participantes.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s