Café 4: ¿Condiciona la pornografía nuestra sexualidad?

25 de octubre, a las 18 h

“El sexo es el gran ausente del discurso filosófico. En esto los filósofos se diferencian de sus hermanos enemigos los teólogos, que no han desdeñado inventariar en sus guías de pecadores todos los arpegios de la carne y que hasta han discutido seriamente sobre el sexo de los ángeles (…). El teólogo va contra el sexo; el filósofo, en cambio, presupone que el sexo no va con él… Quizá este desinterés se deba a la propia idiosincrasia de los pensadores, mayoritariamente solterones reclacitrantes y poseedores de biografías excepcionalmente castas, sobre todo si se los compara con otros gremios creativos”. (Filosofía y sexualidad, de Fernando Savater, Anagrama).

Los pensadores clásicos han esquivado el tema del sexo y han dejado vía libre a teólogos y psicólogos para que éstos se ganaran la vida calmando o provocando la angustia de los humanos.

Sin embargo, el café filosófico de El fin del mundo quiere abordarlo sin tapujos. Por eso, en su cuarta sesión, propone analizar los límites de nuestra libertad a la hora de vivir la sexualidad. ¿Somos libres de escoger o, por el contrario, imitamos los modelos imperantes de modo más o menos consciente? ¿Es el sexo un espacio donde nos sentimos dueños o esclavos?

En una sociedad calificada de pornográfica por múltiples motivos, ¿qué pasa con el sexo? ¿Cómo nos afecta que haya una industria del sexo? ¿Cómo nos influye que ésta esté dirigida esencialmente por y para hombres?  

Esta entrada fue publicada en Sin categoría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s