Café 16: ¿Es necesaria la familia?

19 de diciembre, 18 horas

“Todas las familias felices se parecen; las desgraciadas lo son cada una a su manera”.  Anna Karenina, León Tolstoi.

¿Es necesaria la familia? A juzgar por su vigencia a lo largo de la Historia, parece que sí. Los hombres han formado familias que, a su vez, han conformado otras en una cadena desde la Prehistoria hasta nuestros días. Y no solo en nuestra cultura occidental, sino en otras, quizá en todas, ¿existe alguna cultura, tribu o país donde no existan grupos familiares? Hasta en la tribu dowayo del Camerún, según el antropólogo Nigel Barley, se han creado grupos familiares desde tiempo inmemorial. Por consiguiente, más allá de épocas, culturas y formas –tradicionales o no-, los hombres –salvo casos aislados de misantropía- han demostrado tener una querencia muy clara a vivir en familia. Sin embargo, sabemos que pertenecer a un núcleo familiar no siempre es garantía de felicidad. Las consultas de los psiquiatras, psicólogos y psicoanalistas están llenas de conflictos familiares; hay, incluso, una nueva tendencia terapéutica especializada en el tema familiar, las “constelaciones familiares”, y muchos terapeutas han llegado a recomendar a sus pacientes que hay que matar al padre…

Rara es la familia, propia o ajena, en la que reine la paz; en casi todas hay –como en cada uno- un lado oscuro, un dolor, y, sin embargo, seguimos creyendo en la familia, siempre la hemos buscado y la seguimos buscando. Y la buscamos sin atender ya a una única fórmula; la forma tradicional –padre, madre e hijos- convive con nuevos modelos: familias monoparentales y coparentales; matrimonios heterosexuales y homosexuales; parejas de hecho; parejas sin hijos; parejas con hijos biológicos o adoptados… Pero más allá de formas, épocas y culturas, y a pesar del dolor que nos causan y causamos, necesitamos formar parte de una familia. ¿Por qué?, ¿por qué esta institución, que tantas alegrías nos da pero tantos estragos produce, tiene una vida tan larga?, ¿porque compensa económicamente, por miedo a estar solos, por querencia hacia el grupo?, ¿cuál es su misterio? O quizá la familia no sea tan necesaria, quizá haya otra forma posible de convivencia –con otros o con uno mismo- menos arriesgada…

 

RECOMENDACIONES LITERARIAS Y CINEMATOGRÁFICAS

El arte, reflejo de la vida o viceversa, se ha encargado de retratar de una manera más o menos trágica la problemática familiar. He aquí algunos ejemplos:

Literatura

Enrique IV, de Shakespeare (1597). A finales del siglo XIV, Enrique IV de Inglaterra mata a Ricardo II para usurparle el trono. Con el tiempo, Enrique IV verá cómo su propio hijo hará con él lo que él mismo hizo para conseguir el poder. Shakespeare retrata mejor que nadie la tragedia que puede suponer heredar los valores de nuestros padres, que son los que, a su vez, heredarán nuestros hijos.

Infancia, adolescencia y juventud, de León Tolstoi (1852). El escritor ruso narra sus memorias hasta los veinte años. La frescura y el entusiasmo del joven Tolstoi van dejando paso a un alma atormentada en el seno de una familia feliz, como todas, y desgraciada, como ella sola.

El antropólogo inocente, de Nigel Barley (1983). Barley, doctorado en antroplogía por Oxford, se dedicó durante dos años a investigar la vida de la tribu dowayo del Camerún. Las relaciones familiares que descubrió entre los dowayos distaban bastante de las británicas, pero la necesidad de constituir núcleos familiares era la misma. Según la crítica, Barley hizo con la antropología lo mismo que Gerald Durrell con la zoología.

Mi familia y otros animales (1956) y Bichos y demás parientes (1.969), de Gerald Durrell. El zoólogo y naturalista británico narra su infancia en la isla griega de Corfú junto a su nada convencional familia. Gerald fue feliz aquellos años, entre otras cosas, porque no fue al colegio. Su educación fue impartida por los (tampoco nada convencionales) amigos de su hermano, el escritor Lawrence Durrell.

Bajo el signo de Marte, de Fritz Zorn (1975). “Zorn”, “rabia” en alemán, es el pseudónimo elegido por este autor que realiza un iracundo ajuste de cuentas con la educación que ha recibido y la conducta de sus padres. “Soy joven, rico y culto; y soy infeliz, neurótico y estoy solo. He tenido una educación burguesa y me he portado bien toda mi vida. Por supuesto también tengo cáncer, cosa que se deduce automáticamente de lo que acabo de decir.”

Cine

Celebración (Festen, 1998), de Thomas Vinterberg, director danés precursor del movimiento Dogma. Cuenta las turbias relaciones de los miembros de una familia aparentemente modélica durante el cumpleaños del patriarca. En la celebración, el hijo que sobrevivió a los abusos del padre tomará una decisión crucial que cambiará el rumbo y la fama de esta familia “ejemplar”.

Capturing the Friedmans (2003). Documental dirigido por Andrew Jarecki, que empezó retratando la vida de un payaso hasta que conoció a su familia, los Friedmans. Así fue cómo descubrió lo que se escondía bajo los cimientos de esta institución.

Familia (1996), de Fernando León de Aranoa. Santiago se despierta como todas las mañanas, baja a la cocina y encuentra a toda su familia esperándole para felicitarle: es su cumpleaños. Todos le cantan el feliz cumpleaños y abre los regalos, pero al abrir el de su hijo pequeño, se enfada y dice que no le gusta. El niño empieza a llorar y a decir que le quiere, pero Santiago no le cree y le suelta una frase sorprendente, que ningún padre del mundo diría jamás…

Nobodys Business (1996), de Alain Berliner. Película documental en la que el director dialoga con su padre con la intención de ahondar en su relación, pero el padre se muestra reacio a dejarse ver por dentro y, quizá, a dejarse querer.

Tres días con la familia (2009), de Mar Coll. La joven Lea vuelve a su casa del extranjero para asistir al entierro de su abuelo. Este acontecimiento forzará el reencuentro de esta familia y, al mismo tiempo, la convivencia no siempre deseada entre sus descendientes.

Moderadora: Lucina Gil.

Compinche filosófico: Bernardo Souvirón, catedrático de griego. Aportará su visión de la tradición familiar en la Grecia Antigua y en otras culturas que hemos heredado. Autor de Hijos de Homero (2006) y El rayo y la espada I, II y III (2008), ambos en Alianza Editorial.

Ponentes:

Alberto Escudero: abogado penalista. Miembro y defensor de la familia tradicional.

Amaya Azcona: socióloga, mediadora y orientadora familiar. Portavoz del Foro Español de la Familia.

Pedro Serrano y Manuel Hurtado: visual merchandaising de PPJeans y Loewe. Se casaron hace cinco años.

Diane Cambon: periodista francesa. Miembro de familia no tradicional.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s