Café 35. ¿Nos están robando la democracia o tenemos la democracia que nos merecemos?

Domingo 24 de marzo. 17h30. Café Libertad 8

 

cafe_democracia
De izquierda a derecha, Jose González (moderador), Gonzalo Santamaría, Fernando Vallespín, José María Beneyto y José Antonio Gómez, durante la intervención de un asistente del público.

mapa_índice_democracia

Mapa del índice de democracia de The Economist. Los colores más claros identifican a los países más democráticos y los más oscuros a los más autoritarios.

Usando el tono de algunos editoriales de prensa, el clamor está en la calle y, según algunos, puede que muchos, quizás la mayoría,  nuestra democracia se ha degradado hasta el punto de que está dejando de serla, los políticos están al servicio de sus propios intereses o al de las oligarquías económicas, las promesas electorales solo sirven como material para los chistes, el funcionamiento endogámico de los partidos convierte las elecciones y el parlamentarismo en una falacia que hace que la gente no se sienta representada… Se podría seguir. Los ejemplos no se agotan en un párrafo.

Sin embargo, al mismo tiempo que se constata todo lo anterior, también es frecuente que se traslade el origen  del problema desde un mal diseño institucional o desde la mala calidad de la clase política hacia las carencias derivadas de una ciudadanía poco activa, desinteresada de lo social y poco o nada dispuesta a dedicar tiempo y esfuerzo a formarse e informarse y a participar en la vida social y política, y éticamente no muy diferente de los políticos a los que critica.

Y, obviamente, no es lo mismo identificar en una causa o en otra el origen de la situación, porque no es lo mismo criticar la “traición” de los políticos que la pasividad e incoherencia de los ciudadanos, y porque las hipotéticas medidas correctoras serían muy diferentes.

Ese es, pues, el núcleo del debate que se propone: ¿Nos están robando la democracia (ellos, claro) o tenemos la democracia que nos merecemos (¿nosotros?)?

El debate se puede completar con algunas otras preguntas que pueden aportar perspectiva: ¿Es un problema solo de España? ¿Tienen la misma responsabilidad los partidos/ciudadanos de derechas que de izquierdas? ¿Es utópico esperar políticos honestos y ciudadanos activos? ¿Más democracia siempre es más libertad? ¿Se puede retocar la democracia representativa o hay que darla por superada? ¿Los problemas de la democracia directa son solo de escala o es inaplicable por definición?

Participantes

José María Beneyto Pérez-Cerdá. Catedrático de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales. Diputado por Cuenca, portavoz en la Comisión de Asuntos Exteriores y Coordinador de Estudios y Programas del PP. Presidente de la delegación española en el Consejo de Europa y Vicepresidente de su Asamblea Parlamentaria, donde se ocupa de temas relacionados con democracia y derechos humanos. Apasionado por la cultura y el arte, además de libros y artículos académicos, ha publicado ensayo, poesía y una novela, Los elementos del mundo, premio Primavera en 2009.

Podéis encontrar aquí su perfil como diputado.

José Antonio Gómez Yáñez. Doctor en Sociología. Profesor de Sociología en la Universidad Carlos III. Actualmente, socio de Estudio de Sociología Consultores. Ha sido Vocal Asesor del Gabinete de la Presidencia del Gobierno. En la empresa privada ha sido Associate Director en Millward Brown.

Podréis encontrar aquí artículos suyos publicados en El País.

Gonzalo Santamaría Puente. Actualmente, Primer Teniente de Alcalde, Concejal de Seguridad, Educación, Régimen Interior y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Torrelodones y Portavoz del Grupo Municipal Vecinos por Torrelodones. Hasta entonces, docente con 20 años de experiencia en España y 6 en EEUU dando clases, sobre todo, de inglés, a alumnos de educación infantil, primaria, secundaria y universitaria. Iniciado en el asociacionismo hace 8 años como miembro de la directiva de TorreNat (asociación medioambiental) y desde hace 6 en la política, (“harto de que otros decidieran por mí sin pensar en mí”).

Podéis encontrar aquí la página web de Vecinos por Torrelodones

Fernando Vallespín Oña. Catedrático de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Madrid desde 1992, universidad en la que ha ejercido casi toda su carrera académica, y donde ha ocupado cargos como el de Vicerrector de Cultura, la Dirección del Departamento de Ciencia Política o Director del Centro de Teoría Política de dicha universidad. Ha sido Presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas de 2004 a 2008, y en la actualidad ostenta el cargo de Director Académico de la Fundación Ortega-Marañón. Ha publicado varios libros y más de un centenar de artículos académicos y capítulos de libros de ciencia y teoría política en revistas españolas y extranjeras, con especial predilección por la teoría política contemporánea. Colabora habitualmente en el diario El País y la Cadena SER.

Podréis encontrar aquí artículos suyos publicados en El País.

Moderador

José Miguel González Tallón.

Algunas definiciones

Algunas definiciones (tomadas de Wikipedia), a modo de aclaración:

Democracia liberal: es una forma de gobierno que consiste en una democracia representativa donde la capacidad de los representantes electos para la toma de decisiones políticas se encuentra sujeta al estado de derecho y normalmente moderada por una constitución que regula la protección de los derechos y libertades individuales y colectivos, estableciendo restricciones tanto a los líderes como a la ejecución de la voluntad de una determinada mayoría.

Democracia representativa: gobierno representativo es la forma de gobierno en la que el titular del poder político (el soberano) no lo ejerce por sí mismo sino por medio de representantes, que son los que desempeñan las funciones de la soberanía, se enfrentan a los problemas públicos y ejercen los distintos poderes del Estado, (formular las normas jurídicas el poder legislativo, hacerlas cumplir a través de la actuación política gubernamental el poder ejecutivo, resolver jurídicamente los conflictos que se planteen el poder judicial). Cuando es el pueblo, como titular del poder político, el que elige democráticamente a sus representantes para la integración de las instituciones políticas que ejercen los diversos atributos del mando se habla de democracia representativa.

Democracia directa: llamada en algunas publicaciones democracia pura, es una forma de democracia en la cual el poder es ejercido directamente por el pueblo en una asamblea. Dependiendo de las atribuciones de esta asamblea, la ciudadanía podría aprobar o derogar leyes, así como elegir o destituir a los funcionarios públicos.

La democracia directa contrasta con la democracia representativa, pues en esta última el poder lo ejerce un pequeño grupo de representantes, generalmente elegidos por el pueblo.

La democracia deliberativa incorpora elementos de la democracia directa y la democracia representativa.  Muchos países que poseen democracias representativas permiten formas limitadas de democracia directa, como son la iniciativa popular, el referéndum (plebiscito) y la revocatoria.

Algunas referencias

Para profundizar en estos temas, os ofrecemos algunas referencias en Internet (enlaces a las páginas en los mismos títulos):

Democracia representativa v/s democracia directa. Andrés Gleixner.
Democracia representativa y autogobierno republicano. Marco Vinicio Agulló.
Reflexiones sobre la democracia real. Gabriel Almazán.

También podéis encontrar otros artículos de opinión en diferentes medios (enlaces a las páginas en los mismos títulos):

Grandeza y miserias de la democracia actualRoberto L. Blanco Valdés.
¿Nos merecemos estos políticos? Manuel Cruz.
Una teoría de la clase política españolaCésar Molinas.
Antipolítica contra pospolíticaIván de la Nuez.
Antígona en la MoncloaBenjamín Prado.

Como invitación a lectura en profundidad, proponemos unos cuantos comentarios de libros relacionados con la materia del debate, tomados del magnífico archivo virtual de Revista de Libros (enlaces a las páginas en los mismos títulos):

Comentario de Félix Ovejero Lucas al libro  Virtud y democracia de Filipe Carreira da Silva.
Comentario de José Luis González Quirós al libro El malestar de la democracia de Víctor Pérez Díaz.
Comentario de Paloma de la Nuez al libro Más democracia, menos liberalismo de Ignacio Sánchez-Cuenca.
Comentario de Marco Vinicio Agulló al libro Democracia sin ciudadanos de Victoria Camps (ed.).
Comentario de Manuel Arias Maldonado al libro El futuro de la libertad de Fareed Zakaria.
Comentario de Benigno Pendás al libro Incluso un pueblo de demonios: democracia, liberalismo, republicanismo de Félix Ovejero Lucas.
Comentario de Ángel Valencia Saiz  al libro Ciudadanos sin democracia de José Rubio Carracedo.
Comentario de Alfonso Ruiz Miguel  al libro La república deliberativa de José Luis Martí.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s