Café 38. ¿Educamos para ser, para tener o para obedecer?

Domingo 29 de septiembre. 18h00. Café Libertad 8

(Barrio de Chueca, en la misma calle Libertad, nº 8.

Comenzaremos puntualmente a las 18h00, os invitamos a venir con anticipación.)

Sintomática es la falta de acuerdo en materia de educación entre las principales fuerzas políticas de nuestro país. Siempre existió la polémica de fondo sobre una educación laica o religiosa; sin embargo, en la actualidad parece que los puntos de desacuerdo son cada vez más numerosos e insalvables. Quizás se trate de un signo de los tiempos, toda vez que muchos países de nuestro entorno viven situaciones similares. Ya sea debido a la crisis de valores posmoderna o al rampante sentido utilitarista y hedonista, en el peor sentido del término, lo cierto es que actualmente existen más dudas que nunca sobre cómo educar o qué enseñar en las aulas.

Si consideramos la educación en sentido amplio, en la actualidad, un adolescente cualquiera puede encender el televisor cualquier tarde y encontrarse con una pandilla de presuntos adultos malhablados discutiendo sobre sandeces a voz en grito o con un reportaje sobre el último desfalco de un banquero o político más codicioso de lo normal. Igualmente, con que esté un poco atento a lo que pasa a su alrededor, podrá sacar la conclusión de que el hombre está en el mundo para engrosar saldos de cuentas bancarias, abiertas en su país o en paraísos fiscales varios.

Ese mismo adolescente, al asistir a clase en su instituto, puede dar con un profesor de Historia que le dé una visión deformada del pasado nacional acorde con su propia ideología, aunque también podrá tener un entrañable profesor de Filosofía que le hable de lo importante que es profundizar en el conocimiento interior y en el comportamiento ético en la vida.

Quizás, luego vuelva a casa y, al plantearle a su padre, cuyo estresado ritmo de vida le impide abrir un libro, que está pensando estudiar Bellas Artes, este le diga que se deje de tonterías y apueste por algo más sólido que le garantice unos ingresos aceptables en el futuro, como Empresariales o algo similar.

Si a todo esto, le añadimos la inestabilidad ideológica del sistema educativo español, amenazado siempre por la siguiente legislatura, sacaremos la conclusión de que puede resultar muy injusto culpar solo a los jóvenes de su fracaso escolar, como muchas veces se hace. Otros prefieren echarle la culpa casi exclusivamente a la denostada LOGSE, la legislación educativa más influyente en los últimos veinte años en nuestro país. Otros, tras fijarse en los problemas similares que sufren los países de nuestro entorno, buscan las causas del fracaso escolar en la sociedad contemporánea, enferma de deseos desmesurados, ambiciones crematísticas ilimitadas y ausencia de valores éticos.

En cualquier caso, todos podrán coincidir en que algo estamos haciendo mal cuando el nivel de conocimientos de nuestros jóvenes sigue en caída libre, al tiempo que crece el dogmatismo partidista, la intolerancia y la falta de horizontes más allá del chalet adosado y el 4×4 de rigor.

O quizás no todos lo vean así. También se puede pensar que la educación del pasado adolecía de exceso de humanidades que la gravaba a la hora de formar personas capaces de resolver los problemas más prosaicos de la vida: demasiada profundidad metafísica y poco sentido práctico. En este sentido, se podría decir que estamos en el buen camino al buscar una educación más relacionada con la vida real.

De todas formas, abierto el melón del relativismo posmoderno, cabe preguntarnos si educamos a futuros trabajadores cumplidores y obedientes, a adeptos a determinadas ideologías o nos interesa realmente formar a personas espiritualmente fuertes y éticamente consecuentes, capaces de vivir la vida plenamente.

 Ponentes

Fernando Savater: doctor en Filosofía y Letras, profesor en distintas universidades y escritor prolífico, autor de ensayos filosóficos, literarios y políticos, así como de novelas y obras de teatro, además de columnas periodísticas, como las que actualmente escribe en el diario “El País”. Aparte de haber recibido numerosos premios, es el filósofo español más leído y el único que figura en la lista de los cien intelectuales contemporáneos más influyentes del mundo. Además, ha compaginado su labor docente y literaria con el compromiso activo con la defensa de las libertades, derechos humanos y la lucha contra el terrorismo.

Ricardo Moreno: licenciado en Matemáticas, catedrático de instituto desde 1975 y doctor en Filosofía y Letras. Ha publicado varios libros y numerosos artículos. En su carrera docente ha ejercido como profesor de instituto y como profesor asociado en la Facultad de Matemáticas de la Universidad Complutense.

Antonio Malagón Golderos: Licenciado en Filosofía y Letras (Ciencias Sociales). Fundador de la Escuela Libre Micael (1979), primera escuela Waldorf de España. Presidente de la Asociación de Centros Educativos Waldorf de España. Director del Centro de Formación de Pedagogía Waldorf.

Bibliografía

García Amilburu, María y García Gutiérrez, Juan (2012), Filosofía de la educación, UNED.

Bruner, Jerome (1997), La educación, puerta de la cultura, Antonio Machado.

Fernández Martorell, Concha (2008), El aula desierta, Montesinos.

Marchesi, Álvaro (2000), Controversias en la educación española, Alianza Editorial.

Moreno, Ricardo (2006), Panfleto antipedagógico, El Lector Universal.

Orrico, Javier (2005), La enseñanza destruida, Huerga y Fierro.

Penalva, José (2010), La escuela a examen, Dykinson.

Savater, Fernando (2008), El valor de educar, Ariel.

Fernández Vítores, Raúl (2002), Solo control, Páginas de Espuma.

Willingham, Daniel T. (2009), ¿Por qué a los niños no les gusta ir a la escuela?, Graó.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s