Café 42. La gran filosofía hoy. ¿Recuerdo o desafío?

Domingo 23 de febrero. 18h00. Café Libertad 8

Café_42_La_gran_filosofía

El moderador, José Miguel González Tallón, a la izquierda, y los ponentes Vicente Verdú Maciá, José Manuel Ortega García, Ignacio Castro Rey y Gabriel Almazán en un animado momento del debate.

El café filosófico de febrero abordó el tema de la posibilidad de la “gran” filosofía (la de gran alcance, generadora de sentido, heredera del proyecto de la modernidad) hoy en día, ante su aparente, aunque quizás engañosa, desaparición.

Pero, para empezar, parece obligado preguntarse si realmente ha desaparecido el gran pensamiento filosófico. Así, en la primera mitad del siglo XX la plantilla de grandes pensadores filosóficos no fue escasa (Husserl, Heidegger, Wittgenstein, Sartre…) autores que, si bien podían no plantear modelos de pensamiento tan totalizadores como en siglos anteriores (Kant, Hegel), sin embargo sí hacían interpretaciones y orientaciones con el suficiente contenido como para ser entendidas o asumidas como ideales y propuestas de sentido.

Desde entonces, parece que la filosofía no haya sido capaz de formular nuevas propuestas equivalentes a aquellas, como si en nuestro tiempo no fuera posible hacerlo o no tuviera ya sentido. Se pueden identificar propuestas valiosas, como la teoría de la acción comunicativa de Habermas o la teoría de la justicia de Rawls, pero estas ideas parecen partir de un terreno acotado y menos ambicioso que el que la filosofía asumía como propio en otra época y, de hecho, en ocasiones se las ubica dentro de ámbitos externos a la filosofía (política, sociología).

Claro que esta pregunta sobre la posible desaparición de la gran filosofía encadena otras porque, si ha desaparecido, ¿por qué ha desaparecido? ¿Y ha sido para siempre o puede volver con la misma fuerza que antes? Y si no es así y está todavía ahí, ¿cuál es y por qué resulta invisible o, por lo menos, difícil de ver?

Y, teniendo en cuenta que desde comienzos del siglo XX la filosofía parece dedicada a negar su propia posibilidad (posmodernismo, pragmatismo, hermenéutica…), habría que preguntarse qué valor se puede dar a un pensamiento que se lo niega a si mismo.

Aunque también es posible que los problemas de la filosofía tengan causas menos internas que externas. Porque se puede pensar que le hayan quitado el suelo desde fuera. Y hay más de un candidato para ello: el pensamiento científico y el pensamiento neoliberal o economicista, por ejemplo.

Por otra parte, si la filosofía actual solo ha cambiado, ¿en qué es diferente? ¿Es mejor o es peor? Porque es posible que la sociedad contemporánea no permita ser abordada de modo totalizador pero, si es así,  no está claro que las filosofías “de” (de la mente, de la ciencia, de la justicia, de la sociedad) sean realmente las (necesarias) sucesoras de la las filosofías “totales” en lugar de, más bien, un sucedáneo, algo con lo que hay que conformarse.

Y dándole una vuelta de tuerca a la cuestión, exista o no actualmente la gran filosofía, teniendo en cuenta los efectos perversos que tantas veces han tenido los pensamientos totalizadores y las propuestas de sentido, ¿realmente hay que echarlas de menos? ¿Podría ser hasta deseable la pérdida del gran pensamiento filosófico? ¿Debe asumirse como algo positivo el pensamiento débil que en su día propuso Vattimo? Pero, en sentido contrario, al rechazar la posibilidad de los grandes sistemas (en última instancia, basados en la defensa de una razón compartida que genera una visión y ética también compartidas), ¿no se pierden al tiempo los argumentos con los que enfrentarse a pensamientos y prácticas que siguen viéndose inaceptables, (discriminación, violencia, intolerancia…).

Resulta difícil agotar el tema, pero todavía es necesario plantear una última duda: la sociedad contemporánea parece ajena a la reflexión filosófica, pero ¿por qué? ¿La causa está en la evolución de la filosofía o en los cambios de la sociedad? Podría decirse que la sociedad ha evolucionado hacia una situación en la que se vuelve irreal la posibilidad de cualquier proyecto que suponga profundidad, reflexión, continuidad, esfuerzo. Siendo así, el problema ya no sería exclusivo de la gran filosofía sino también de la “mediana”, la “pequeña” y cualquier otro proyecto que no se adapte a los intereses de una sociedad superficial, volátil y desatenta. En ese sentido, ¿es posible que la dinámica de las sociedades contemporáneas haya hecho desaparecer la necesidad (o la posibilidad) de tener una orientación existencial o propuesta de sentido?

Por otro lado, la reflexión filosófica parece haber perdido alcance, presencia y contenido justo cuando las propuestas religiosas y políticas también han perdido relevancia. ¿Hay relación entre ambos hechos? Esa propuesta de sentido que, aparentemente, la filosofía no está ofreciendo hoy en día, ¿quién la ofrece? ¿Las religiones convencionales, el pensamiento ”new age”, el comunitarismo…?

Como se ve, aunque el tema propuesto parte de un enfoque filosófico, sus implicaciones, como era previsible, tienden a exceder ese ámbito y a plantear cuestiones y dudas que se proyectan sobre la naturaleza de la sociedad contemporánea.

 

Ponentes

Ignacio Castro Rey. Doctor en filosofía, ensayista, crítico y profesor. Escribe en distintos medios sobre filosofía, cine, política y arte contemporáneo. Ha pronunciado conferencias en España y en diversas universidades extranjeras. Como gestor cultural ha dirigido cursos en numerosas instituciones. Con numerosos libros publicados, el último de los cuales es “Sociedad y barbarie”.

José Manuel Ortega García. Licenciado en Filosofía por la Universidad Autónoma de Madrid. Magíster en Pensamiento Español e Iberoamericano. Miembro del comité organizador de la III Semana de las lenguas realizada en la Facultad de Filosofía y Letras de la UAM. Colaborador de la Facultad de Filosofía y Letras de la UAM y de la Asociación de Hispanismo Filosófico. Actualmente es doctorando del Departamento de Antropología Social y Pensamiento Filosófico Español de la UAM.

Vicente Verdú Maciá. Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de París, ha desempeñado los cargos de Jefe de Opinión y Jefe de Cultura en el periódico El País, donde regularmente escribe una columna. En 1996 fue premiado con el Premio González Ruano de periodismo. Posteriormente recibiría el Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes. Es miembro de la Fundación Nieman para el Periodismo, de la Universidad Harvard. Cuenta con numerosas obras publicadas de las que las más recientes son “La hoguera del capital: Abismo y utopía a la vuelta de la esquina” y “Apocalipsis Now”.

Gabriel Almazán. Licenciado en filosofía, diplomado en Estudios Avanzados por el Instituto Universitario de Ciencias de las Religiones, profesor de educación secundaria. Ha publicado diversas ponencias y publicaciones entre las que destacan “La hermenéutica como rodeo cauteloso hacia una antropología” (en “La imagen del ser humano”, Biblioteca Nueva), “José Gómez Caffarena: Una lectura del hecho religioso’” (Instituto de Filosofía, CSIC), “De Rudra a Siva” (Universidad Complutense de Madrid), “La novedad de las religiones universales” (Instituto de Filosofía, CSIC).

Modera

José Miguel González Tallón

Referencias

Textos elaborados ex profeso para este café 

Podéis acceder a los textos en los enlaces facilitados a continuación.

Texto de Ignacio Castro Rey. Vivir, pensar, huir. (Ignacio Castro Rey, Doctor en filosofía, ensayista, crítico y profesor, fue ponente en este café, comparte este texto elaborado con motivo de este café.)

Texto de Jean François Clément(Jean François Clément, historiador y crítico de arte, fue invitado como ponente, pero no le fue posible asistir. Comparte con nosotros sus notas personales.)

Libros

Ferraris, Maurizio. Manifiesto del nuevo realismo.

Feyerabend, Paul. Adiós a la Razón.

Habermas, Jurgen. El discurso filosófico de la modernidad.

Hawking, Stephen y Mlodinow, Leonard. El gran diseño.

Rorty, Richard. Consecuencias del pragmatismo.

Recursos en internet

¿Dónde está la gran filosofía? Javier Gomá Lanzón.

Más allá de la hermenéutica. Entrevista a Gianni Vattimo por Gabriel Aranzueque.

Comentarios de libros (en Revista de Libros):

Del sujeto y la verdad, de Ramón Rodríguez, por Antonio Gómez Ramos.

Sobre la verdad: ¿validez universal o justificación?, de Richard Rorty y Jürgen Habermas, por Alfonso García Suárez.

La filosofía del siglo xx: ¿del narcisismo a la responsabilidad?, por Carlos Thiebaut.

Filosofía como literatura, entrevista a Richard Rorty por Miguel Catalán.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría.

Un comentario el “Café 42. La gran filosofía hoy. ¿Recuerdo o desafío?

  1. La majestuosa filosofía como profunda reflexión en el siglo XXI.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s