Café 78. Las humanidades. ¿Esenciales para la democracia o mero ocio sin negocio?

(El papel de las humanidades en la sociedad actual)

Domingo 28 de octubre de 2018, 18:00h.

Café Libertad 8 (Barrio de Chueca, en la misma calle Libertad, nº 8. Metro Chueca, Gran Vía o Banco de España).

Comenzamos puntualmente a las 18:00 h. y el aforo máximo se alcanza con rapidez, por lo que os invitamos a venir con al menos 20 minutos de anticipación.

Estamos en medio de una crisis de proporciones gigantescas y de enorme gravedad a nivel mundial. No, no me refiero a la crisis económica que comenzó a principios de 2008. […] No, en realidad me refiero a una crisis que pasa prácticamente inadvertida, como un cáncer. Me refiero a una crisis que, con el tiempo, puede ser mucho más perjudicial para el futuro de la democracia: la crisis mundial en materia de educación.

Se están produciendo cambios drásticos en aquello que las sociedades democráticas enseñan a sus jóvenes […] Sedientos de dinero, los estados nacionales y sus sistemas de educación están descartando sin advertirlo ciertas aptitudes que son necesarias para mantener viva la democracia. Si esta tendencia se prolonga, las naciones de todo el mundo en breve producirán generaciones enteras de máquinas utilitarias. […]

Ahora bien, ¿cuáles son esos cambios tan drásticos? En casi todas las naciones del mundo se están erradicando las materias y las carreras relacionadas con las artes y las humanidades…”

¿Hasta qué punto las palabras de Martha C. Nussbaum pueden ser excesivas y alarmistas? Lo que sí parece patente es que las humanidades en la educación primaria y secundaria están sufriendo un proceso de marginación. Las partidas económicas en educación se destinan en gran medida a la tecnificación de las aulas a al fomento de los estudios científico-técnicos, las actualmente denominadas materias STEM, acrónimo de Science, Technology, Engineering, Mathematics. A nivel social, la revolución tecnológica que vivimos está suponiendo un viraje en los modos de relación y de valoración del tiempo. El presente y el futuro se viven como algo radicalmente nuevos y desconectados del pasado. Lo que pudo decir la humanidad en tiempos remotos poco tiene que aportar a los retos del presente. Ahora es el nieto el que enseña al abuelo. Frecuentes son los alumnos de bachillerato que participan en ONGs para introducir en las nuevas tecnologías a personas de la tercera edad, pues se les considera analfabetos; analfabetos digitales. Por otra parte, los padres demandan a las escuelas que a sus hijos les enseñen inglés, informática, robótica, etc., para que adquieran las mejores herramientas para ser competitivos en un mercado laboral cada vez más exigente y globalizado.

Interpretadas así las cosas, para muchos defender la presencia en los sistemas educativos de materias como el griego, el latín, la filosofía y las artes, es una cuestión meramente gremial que busca la defensa de unos puestos de trabajo. De hecho, hay voces que piden firmeza a las autoridades para diseñar sistemas educativos acordes a los verdaderos intereses sociales, cada vez más centrados en cuestiones económicas. Por otra parte, los propios Estados, tras la grave crisis económica sufrida, están centrados en el desarrollo económico y en la reducción del desempleo, lo que les hace invertir sus partidas económicas destinadas a la educación en proyectos técnicos alineados con las demandas empresariales.

Sin embargo, como apunta el texto de Nussbaum, las humanidades no solo enriquecen la vida interior de las personas, sino que pueden desarrollar aptitudes necesarias para la supervivencia y el desarrollo de las democracias. La capacidad de pensar autónomamente, poseer una mirada crítica respecto a las tradiciones, de comprender la importancia de los logros y sufrimientos ajenos, fomentar la creatividad, y analizar los hechos desde diferentes perspectivas, son ejemplos de estas capacidades esenciales para ejercer una ciudadanía responsable. En consecuencia, el olvido de las humanidades por parte de los sistemas educativos puede suponer que generaciones enteras se vean incapacitadas para resolver racionalmente los conflictos sociales, y abocadas a un empobrecimiento vital por falta de ciertas sensibilidades solo desarrolladas por las artes. Sin embargo, frente a la tradicional alta cultura, el ciudadano actual encuentra una amplia oferta de ocio (video juegos, cine, series de TV, redes sociales) que tal vez sustituyan la fuente de sentido que suponía la filosofía y el arte. Lo que nos plantea de nuevo la necesidad de la enseñanza reglada de las humanidades.

En nuestro próximo café filosófico nos plantearemos cuestiones como: ¿es real esta crisis de las humanidades?, ¿cuál es el papel que ha de desempeñar las humanidades en las actuales sociedades tecnificadas? Si han de cumplir algún papel, ¿tienen que cambiar su modo de expresión, su pedagogía? En un mundo consciente que está viviendo una revolución poshumana, crítica con el antropocentrismo de la tradición occidental, ¿qué sentido tienen las humanidades? En un sistema en el que casi todo ámbito social es mercantilizado, ¿qué lugar le quedaría a unos estudios humanísticos vistos como fines en sí mismos, es decir, como inútiles? ¿Qué consecuencias tiene y tendrá la marginación de las humanidades? ¿Los Estados deben fomentar y/o imponer unos estudios que la sociedad ya no demanda?…

Ponentes

Para este fascinante debate, tenemos la fortuna de contar con cuatro excepcionales ponentes (por orden alfabético de apellido):

Mónica Cavallé: es Doctora en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid y Máster Universitario en Ciencias de las Religiones (Universidad Pontificia de Comillas). Pionera del asesoramiento filosófico sapiencial en España, dirige la Escuela de Filosofía Sapiencial y trabaja desde hace diecinueve años como filósofa asesora facilitando consultas individuales, talleres y cursos dirigidos al público general y cursos de formación en asesoramiento filosófico. Es autora de los libros: La sabiduría recobrada. Filosofía como terapia (Grupo Anaya, 2002; Grupo Planeta, 2006; Kairós, 2011); La Filosofía, maestra de vida (Aguilar, 2003); La sabiduría de la no-dualidad (Kairós, 2008); El arte de ser (Kairós, 2017). Ha colaborado, entre otros, en los siguientes libros: Arte de vivir, arte de pensar. Iniciación al asesoramiento filosófico (Desclée de Brouwer, 2007); Introducción filosófica al Hinduismo y al Budismo (Étnos, 1999); Psicópolis. Paradigmas actuales y alternativos en la psicología contemporánea (Kairós, 2005); Filosofía y dolor (Técnos, Grupo Anaya, 2006); Claves de la existencia. El sentido plural de la vida humana (Anthropos, 2013); La experiencia contemplativa. En la mística, la filosofía y el arte (Kairós, 2017).

Miguel García Baró: Estudió la licenciatura en Filosofía y Letras (Filosofía) en la Universidad Complutense de Madrid y preparó su doctorado estudiando luego en la Universidad Johannes Gutenberg, de Maguncia (Alemania). Presentó su tesis doctoral en la Universidad Complutense, en 1983. Trabajó en esta Universidad entre 1978 y 2000, en los Departamentos de Lógica y de Metafísica. Entre el 96 y el 99 trabajó como investigador en comisión de servicios en el Instituto de Filosofía del CSIC. En 2000 se incorporó a la Universidad Comillas. Ha sido profesor invitado en muchas universidades de Europa y América. Dirige la colección de libros de filosofía Hermeneia (ediciones Sígueme, Salamanca). Es vicepresidente de la Société Internationale Michel Henry. Preside la Asociación de Amistad y Encuentro Interreligioso (AAEI). Ha publicado una veintena de libros, unas treinta traducciones y un centenar de artículos.

Antonio Mas Gómez: Trabaja en Internet desde 1997. Experto en estrategia digital, marketing Online, comercio electrónico, desarrollo de aplicaciones web y soluciones integrales en Internet. Profesor de Marketing Online en ICEMD. Profesor desarrollo web EAE Business School. Ha sido vicepresidente de aDigital. Fundador y Director General de IDEUP! (empresa dedicada al desarrollo de soluciones y estrategias online. Fundador de Movizona.comFundador y CEO Fraganzia.com y Director de 210 Publicidad S.L. Se formó en la facultad de Publicidad y Relaciones Públicas en la UCM y en ISDI (International Digital Business Seminar at RCC-Harvard (Boston)).

Jesús de la Villa PoloPresidente de la Sociedad Española de Estudios Clásicos. Catedrático de Filología Clásica de la UAM

 

Modera

Gabriel Almazán

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s